Conflictos políticos podrían hacer que un asteroide destruya Nueva York