En esta carrera no gana el más rápido, sino el más ‘verde’