Antártida perderá un bloque de 1,000 kilómetros