Científicos buscan sustituir inyecciones con gotas para tratamiento ocular