El gasto hormiga de los hogares mexicanos se va a Netflix y Spotify