El emotivo último cameo de Stan Lee