¿Hay azúcar en el espacio? La NASA dice que sí