Las lecciones que nos dejó el primer día del CIIE