Grandes propuestas, pero poco tiempo para digitalizar a la CDMX