Aumento de CO2 en 2018, amenaza principal para el calentamiento global