Manosa, el azúcar que podría hacerle frente al cáncer