La técnica de Alan Turing podría mejorar la detección de cáncer: estudio