Con cáscaras de piña, mexicana revoluciona el diseño mobiliario