El tuit que le costó a Elon Musk la presidencia de Tesla