No, la luz azul de tu teléfono no te está dejando ciego