Huracán Florence, una amenaza para los próximos dos días