Calentamiento global podría ser el doble de lo pronosticado