Icebergs, la posible solución para combatir sequía en Ciudad del Cabo