Interacciones humanas: la mejor forma de generar innovación