Redes sociales, ¿marcarán la diferencia en la elección?