Yoga, la practica que se convirtió en patrimonio de la humanidad