¿Por qué a algunos les emociona tanto el Mundial?