Las llamadas spam se pueden evitar, incluso las de encuestas políticas