Mexicanos prefirieron tuitear que facebookear el segundo debate