¿Ayunas? Estos son los riesgos para tu organismo