Jim Bridenstine, el escéptico del clima que dirigirá la NASA