Más del 95% de los seres humanos respiran aire contaminado