Enzima que come plástico podría ayudar a reducir contaminación