Salud y economía mexicanas: las más afectadas por el cambio climático