Salvador Alva: El futuro del mundo, visto desde Davos