Esta red social hace lo que Facebook no y está ganando a los más jóvenes