La Casa Blanca quiere convertir la EEI en una empresa