Investigadores buscan evitar el desperdicio de maíz a través de tecnología