Estados Unidos aprueba la app que predice la muerte