Científicos descubren los restos más antiguos de humanos modernos fuera de África