Con arte, mexicanos hallan la forma de controlar máquinas con la mente