Video de Logan Paul pone en riesgo a su propia audiencia