Islandia se convierte en el primer país en cerrar la brecha salarial por ley