Inteligencia artificial descubre un nuevo exoplaneta