Crece el número de youtubers que cobran cifras de seis dígitos