Avatares virtuales ayudan a personas con esquizofrenia