iStock

Se llegó la temporada del Black Friday y quizá ya viste las ofertas y/o descuentos de ropa en tus tiendas favoritas. Antes de que alistes tu tarjetas bancarias para realizar tus compras, lee la siguiente información, ya que tal vez puedas cambiar de opinión.

¿Cuánta ropa compras al año? ¿Cuántas prendas tienes en tu closet y en realidad no te pones? De acuerdo con un informe de Greenpeace publicado en 2016, las personas “compramos un 60% más de prendas cada año y las conservamos la mitad de tiempo que hace 15 años”, un factor que provoca serias consecuencias al medio ambiente.

Lee: Black Friday: Lo que no puede faltar en tu ‘carrito’ según Google

El comprar prendas afecta a nuestro planeta debido a varios aspectos que rodean a la industrial textil. Por ejemplo, la producción de las vestimentas, que requiere del uso de bastante agua y productos químicos que emiten cantidades significativas de gases de efecto invernadero y que contaminan a los océanos y ríos.

Otros de los factores de riesgo para el medio ambiente son los altos niveles de energía que se utilizan en la fabricación de las prendas, así como los productos que se usan para el cultivo de algodón, los cuales contaminan el suelo donde se siembra.

Sin embargo, industria textil avanza a paso veloz y no se detiene, así lo señala la organización, ya que la producción de ropa se duplicó entre el periodo de  2000 y 2014, mientras que las ventas se incrementaron de 1 billón de dólares en 2002 a 1,8 billones en 2015, y se visualiza que aumenté a 2,1 billones para el 2025.

Te puede interesar: 10 recomendaciones para hacer compras durante el Buen Fin

Greepeace indica que tanto compra y el uso de prendas contribuyen alrededor del 3% de la producción mundial de emisiones de CO2 o más de 850 millones de toneladas (Mt) de CO2 al año, esto se debe a su  fabricación, logística y uso ( lavado, secado y planchado).

Kirsten Brodde, responsable de la campaña Detox my Fashion de Greenpeace Alemania, señaló que es difícil “resistirse a la fascinación de una buena oferta, pero la moda rápida significa que estamos consumiendo y tirando ropa a un ritmo más alto del que nuestro planeta puede soportar”.

TE RECOMENDAMOS:

Cinco mandamientos para no ‘pecar’ en el Buen Fin

CON INFORMACIÓN DE GREENPEACE