La temperatura podría aumentar hasta 3.2 ºC en 2100