Compañías biotecnológicas, las nuevas Google