Mirai, el personaje virtual que se convirtió en residente oficial de Tokio