Así es como expertos en videojuegos y apps pueden monetizar sus habilidades