La obesidad infantil se multiplicó 10 veces a nivel mundial