Así se ve el ojo del huracán José, la próxima amenaza en el Atlántico