Gorra lee las intenciones del cerebro y las transforma en movimientos