2016, el año que batió todos los récords de calor y nivel del mar